Maquillaje para resaltar tus rasgos según la forma de tu rostro

Maquillaje para resaltar tus rasgos según la forma de tu rostro

El maquillaje es una herramienta importante para realzar la belleza natural de una persona, y cuando se trata de resaltar los rasgos de tu rostro, es fundamental elegir los productos y técnicas adecuadas para lograr ese efecto deseado. Es por eso que hoy hablaremos sobre cómo utilizar el maquillaje para resaltar los rasgos de acuerdo a la forma de tu rostro.

Antes de empezar a hablar de las variedades de formas de rostro, es importante que tomes en cuenta algunos consejos básicos para resaltar tus rasgos sin importar la forma de tu rostro.

Primero, asegúrate de hidratar tu piel antes de aplicar cualquier producto de maquillaje. La hidratación es la clave para lograr un cutis suave, radiante y saludable. Además, utiliza siempre una buena base de maquillaje para darle una apariencia uniforme y suave a tu piel.

En segundo lugar, debes escoger el tono correcto de maquillaje; asegurándote de que sea adecuado para tu tono de piel natural. Asegúrate también de elegir los tonos correctos para tus ojos y labios.

Por último, pero no menos importante, es fundamental utilizar los productos de maquillaje adecuados para la forma de tu rostro. Entonces, ¡vamos a empezar con las diferentes formas!

Para rostros con forma ovalada:

Si tienes un rostro con forma ovalada, estás de suerte, ya que esta forma es considerada como una de las más proporcionadas. Sin embargo, para resaltar tus rasgos, comienza aplicando un corrector debajo de tus ojos para cubrir cualquier mancha o imperfección. Luego, aplica una base suave para darle luz a la piel. Después, utiliza un rubor en crema en las manzanas de tus mejillas para darle un poco de color. Termina aplicando un poco de brillo en la parte superior de tus pómulos para lograr una apariencia fresca y radiante.

Para rostros con forma redonda:

Si tienes un rostro redondo, tu objetivo será crear la ilusión de un rostro más ovalado. Comienza aplicando la base de maquillaje con una esponja en lugar de tus dedos para lograr una aplicación más uniforme. Luego, utiliza un rubor un poco más oscuro en el área de las mejillas y en el hueso de la mandíbula para definir tus rasgos. Utiliza un iluminador en la parte superior de tus pómulos, cerca del hueso de la ceja y en la nariz para dar dimensión a tu rostro. Por último, utiliza un lápiz labial de tonos oscuros para equilibrar la forma redonda de tu rostro.

Para rostros con forma cuadrada:

Si tu rostro es cuadrado, tu objetivo será suavizar las facciones para darle una apariencia más redondeada. Comienza aplicando una base suave de maquillaje, luego utiliza un corrector debajo de tus ojos para cubrir cualquier mancha o imperfección. Utiliza un rubor en tonos rosados ​​en las manzanas de tus mejillas y en la mandíbula para agregar un poco de dimensión. También es importante agregar un poco de iluminación en la parte superior de tus pómulos y en la nariz para suavizar las líneas duras y angulares. Por último, utiliza un lápiz labial rosado con un poco de brillo para agregar un toque femenino y suave.

Para rostros con forma de corazón:

Si tu rostro tiene forma de corazón, tu objetivo será equilibrar las proporciones. Comienza aplicando una base de maquillaje y luego utiliza un rubor en tonos rosados y anaranjados en las manzanas de tus mejillas para darle un toque de color. Utiliza también una base de sombra de ojos en un tono natural y luego aplica un poco de brillo en la parte superior de tus pómulos y en el arco de la ceja para realzar tus rasgos. Por último, utiliza un lápiz labial de tonos naturales para equilibrar la forma de tu rostro.

Para rostros con forma triangular:

Si tu rostro es triangular, tu objetivo será crear la ilusión de un rostro más ovalado. Comienza aplicando una base suave de maquillaje y luego utiliza un rubor más oscuro en tonos terracota en el área de la mandíbula y en las sienes para disminuir la amplitud de la parte superior de tu rostro. Utiliza también un rubor en crema en las manzanas de tus mejillas para darle un toque de color y termina aplicando un poco de iluminación en la parte superior de tus pómulos para crear un efecto más redondeado. Por último, utiliza un lápiz labial de colores más oscuros para dar equilibrio a la forma triangular de tu rostro.

Para concluir, el maquillaje es una herramienta excelente para resaltar tus rasgos de forma natural y efectiva. Siguiendo los consejos y técnicas adecuadas según la forma de tu rostro, podrás lucir siempre radiante y sorprender a todos con tu belleza natural. ¡Adelante, experimenta con diferentes técnicas y descubre la forma ideal para ti!