Cómo conseguir un maquillaje de ojos ahumado perfecto

CÓMO CONSEGUIR UN MAQUILLAJE DE OJOS AHUMADO PERFECTO

Introducción

El maquillaje de ojos ahumado es una técnica que puede ser difícil de dominar, pero cuando se hace correctamente, puede hacer que los ojos sean el punto focal de cualquier look. A menudo se utiliza en ocasiones especiales, pero también puede ser un look diario si se realiza de manera sutil. En este artículo, compartiremos algunos consejos y trucos sobre cómo conseguir el maquillaje de ojos ahumado perfecto para cualquier ocasión.

Paso 1: Preparación de la piel

Antes de comenzar con el maquillaje de ojos ahumado, es importante preparar la piel adecuadamente. Limpia tu piel con un limpiador y luego hidrátala bien. Dado que este es un look de ojos, asegúrate de hidratar alrededor de tus ojos también, ya que esto ayudará a prevenir la aparición de líneas finas y arrugas. Si tienes párpados grasos o deshidratados, utiliza una prebase específica para párpados antes de aplicar la sombra.

Paso 2: Elección de la sombra

La elección de la sombra correcta es la clave para conseguir un maquillaje de ojos ahumado perfecto. La sombra debe ser más oscura que el tono de tu piel, pero no tan oscura que parezca demasiado dramática. El negro, marrón y gris son los tonos clásicos para un ahumado, pero puedes optar por un tono más colorido como morado o verde oscuro si quieres agregar una pizca de color. Asegúrate de elegir una sombra que se mezcle fácilmente.

Paso 2.1: Sombras en crema

Para un maquillaje de ojos ahumado más sutil y fácil de aplicar, utiliza una sombra en crema. Aplica la sombra con los dedos en el párpado y difumina los bordes con un pincel. Este método es rápido y eficiente y proporciona una capa de color uniforme para empezar.

Paso 2.2: Sombras en polvo

Si prefieres utilizar sombras en polvo, asegúrate de tener una amplia gama de tonos en la paleta. Los tonos más oscuros se utilizarán en las esquinas de los ojos y se difuminarán hacia el exterior del ojo. Si estás utilizando una paleta de sombras en polvo, comienza con una sombra de transición en el pliegue del párpado. Esto ayudará a mezclar los tonos para un acabado suave y sin líneas duras.

Paso 3: Aplicar la sombra

Una vez que hayas elegido la sombra, es hora de aplicarla. Si estás utilizando una sombra en crema, simplemente aplica en todo el párpado con los dedos y difumina los bordes suavemente. Si estás utilizando sombras en polvo, empieza con la sombra de transición en el pliegue del párpado con un pincel difuminador suave y luego aplica la sombra más oscura en las esquinas del ojo, mezclando bien hacia el exterior del ojo.

Paso 3.1: Técnica 'V'

Para una mayor definición, puedes utilizar la técnica en forma de 'V'. Aplica la sombra oscura en la esquina exterior del ojo y muévela hacia abajo en dirección a las pestañas inferiores, aplicando también debajo del ojo. Después, utiliza la sombra más clara para rellenar el espacio entre el párpado y la sombra oscura hasta que se mezclen perfectamente.

Paso 4: Delinear los ojos

Delinear los ojos ayuda a definirlos y hacer que parezcan más grandes y definidos. Para un maquillaje de ojos ahumado, utiliza un lápiz o un delineador de ojos líquido en un tono oscuro. Aplica el delineador en la línea de las pestañas superiores, asegurándote de llegar lo más cerca posible de las raíces de las pestañas. Luego, utiliza un pincel o un bastoncillo para difuminar los bordes del delineador hacia arriba y hacia afuera para un efecto ahumado.

Paso 5: Pestañas

Las pestañas son muy importantes para el look final y ayudan a abrir los ojos. Riza las pestañas con un rizador de pestañas y luego aplica un rímel de volumen. Aplica una capa ligera de rímel primero y luego agrega más capas para dar más volumen.

Paso 6: Cejas

Las cejas enfatizan la forma del ojo y ayudan a equilibrar el look final. Para un maquillaje de ojos ahumado, utiliza un lápiz de cejas para rellenar las cejas y hacerlas más definidas. Para un acabado más natural, utiliza un cepillo de cejas para peinar las cejas después de haber aplicado el lápiz.

Conclusión

El maquillaje de ojos ahumado puede ser intimidante al principio, pero siguiendo estos pasos podrás conseguir un look impecable. Recuerda preparar bien tu piel antes de aplicar la sombra, elegir los tonos adecuados y ser suave en la aplicación. ¡Practica y diviértete creando diferentes looks de maquillaje de ojos ahumados!